Gracias al auge de las aerolíneas tipo low cost que cubren rutas internacionales, hoy en día visitar Europa es una realidad que está al alcance de más personas. Así mismo, la lista de los países que no piden visa a los argentinos, crece cada año; lo que facilita muchísimo más el proceso y aumenta las posibilidades de viajar portando únicamente el pasaporte
 
Sin embargo, es una realidad que Europa es uno de los destinos más costosos del mundo, por lo que muchos viajeros deciden no visitarla hasta tener un presupuesto más alto, lo cual puede tardar un buen tiempo.
 
Es por es que, como en Viajala queremos ayudarte a cumplir tus deseos de viajar, el día de hoy vamos a regalarte estos 5 consejos de viajeros expertos que te ayudarán a optimizar al máximo tu presupuesto, para que podás vivir tu sueño de recorrer Europa sin maltratar mucho el bolsillo.

1. Elegí bien la temporada

 
Muchos viajeros están de acuerdo al afirmar que la mejor época para viajar a Europa es el verano. Sin embargo, el problema con esto es que el costo de los tiquetes aéreos y de las habitaciones de hotel es muchísimo más alto que en los demás meses del año, debido a la demanda de viajeros.
 
Es por esto que te sugerimos viajar durante la primavera. El clima es igual de bueno y los precios son mucho más bajos.
 
Si todavía querés viajar durante el verano, entonces te sugerimos reservar mínimo 3 meses antes de la fecha de tu viaje. De esta manera encontrarás mayor disponibilidad en vuelos y hoteles.

2. Reservá con anticipación

 
Actualmente, la anticipación es la clave para viajar bien a cualquier destino. Recordá que vos no sos el único pensando en viajar, detrás hay millones de viajeros que están teniendo la misma idea en este momento, así que tenés que adelantarte a ellos y hacer la reserva antes de que se agoten los precios bajos y aumenten las tarifas.
 
No olvidés que los tiquetes que se compran varios meses antes de la fecha del viaje son muchísimo más baratos que los que se compran un par de semanas antes. Pensá en todo lo que podrías hacer con la diferencia.

3. Planeá la ruta que querés hacer

Tratá de tener muy claro a dónde querés ir y lo que querés hacer. Si es posible, anotalo en alguna parte. Esto te ayudará mucho a anticipar cuánto vas a gastar en cada lugar y a optimizar al máximo el dinero.
 
 
Además, es muy fácil distraerse en Europa porque hay cosas bellísimas por todas partes, así que antes de decidir irte a caminar sin rumbo fijo, asegurate de haber visitado los lugares que querías conocer primero. De esta manera sentirás que el viaje fue mucho más productivo.

4. Volvete un experto del transporte público

La mayoría de países europeos cuentan con sistemas de transporte público muy organizado, conformado por el metro, trenes, y buses urbanos con rutas que se complementan entre sí. Este sistema será tu mejor aliado durante el viaje, así que volvete un experto en él.
 
 
Al principio puede ser un poco abrumador debido a la cantidad de gente y a los nombres de las paradas. Pero si vas preparado y pedís una pequeña inducción en tu sitio de hospedaje, te va a ir de maravilla.  
 
Recordá que en Europa las tarifas de taxis son realmente altas, y como estamos tratando de cuidar el presupuesto, lo mejor es evitarlos  por completo.

5. Visitá restaurantes fuera de la zona turística

La comida puede ser uno de los aspectos más costosos de un viaje a Europa, pero si te alejas de la zona turística y buscas otras opciones para comer, vas a poder abaratar costos sin dejar de disfrutar de su deliciosa gastronomía.
 
 
Sí, sabemos que la zona rosa de un destino es hermosa, llena de vida, de personas y de color. Pero también es excesivamente costosa. Con seguridad, en otros lugares de la ciudad vas a encontrar platos igual de buenos y por un precio muchísimo más asequible.
 
Y si no sabés dónde encontrar esos lugares, tenés que empezar a pulir tus habilidades sociales y hablar con los locales para aprovechar su conocimiento. No hay guía más sabio que la persona que habita todos los días un destino, porque son ellos quienes saben qué es lo que hay más allá de la zona turística de la ciudad.
 
Esperamos que con estos consejos tu viaje a Europa sea un realidad este año. Empezá desde ya a buscar los vuelos y a comparar precios. Anticipate a los otros y dejá de posponer tu sueño.